User Bar First

This is a debugging block

User Bar Second

This is a debugging block

Branding

This is a debugging block

Menú

This is a debugging block

Idiomas

Header First

This is a debugging block

Header Second

This is a debugging block

Preface First

This is a debugging block

Preface Second

This is a debugging block

Preface Third

This is a debugging block

Post

Contenido

This is a debugging block

Los Ángeles y el cine

A pesar de que todos tenemos la percepción de que Hollywood es un lugar totalmente independiente, debemos saber que no es más -ni menos- que un vecindario de la exótica ciudad de Los Ángeles. Eso sí, a nadie le cabe duda de que es el barrio más famoso del mundo. Un barrio plagado de estrellas y sueños para todos los que quieren ver inscribir su nombre en la historia del “séptimo arte”.

¿Cómo nació Hollywood?

Viendo en lo que se ha convertido Hollywood , cuesta pensar que a finales del siglo XIX solo fuera una pequeña ciudad próxima junto Los Ángeles que vivía de las sobras que la gran urbe le dejaba. Tal era su humildad -en todos los aspectos-, que a principios del XX se anexionó al municipio de Los Ángeles en busca de prosperidad. Pocos podían presagiar lo que venía a principios del siglo XX. Entre ellos, Motion Pictures Patents Company.

Esta empresa fue fundada en 1908 por el mismísimo Thomas Edison y su fin era aglutinar a las grandes empresas cinematográficas del momento: Biograph, Vitagraph, Kalem Company, Star Film Paris... Apenas un par de años después de su fundación, ya había conseguido monopolizar la industria y distribuir sus patentes por todo el país...excepto en California. Era una puerta abierta a las por entonces, empresas minoritarias.

En 1910, la historia comienza a cambiar. Las grandes productoras comienzan a llegar a territorio angelino y deciden afincarse en ese pequeño lugar que ya nunca más viviría de las rentas. El crecimiento de Hollywood fue, como es de suponer, extraordinario y se vio acrecentado con la caída del Edison Trust, que sufrió de diversos problemas internos además de al éxodo californiano del resto de productoras. Al llegar la década de los 20, Hollywood ya era el epicentro del cine norteamericano y albergaba a empresas que aún hoy siguen en la zona y gozan de buena salud, como Paramount, Columbia o Warner Bros.

The Hollywood Museum

Aún así, la historia es mejor verla que contarla y para ello tenemos The Hollywood Museum, situado en el 1660 de la Avenida North Highland. A lo largo de las cuatro plantas que lo componen encontraremos más de diez mil objetos relacionados con la industria: trajes, objetos personales, coches y biografías de las estrellas más reconocidas de la historia del celuloide, además de algunos decorados que se mantienen íntegros. Anexo al museo se encuentra el edificio Max Factor, en el que se han maquillado a numerosos actores y actrices durantes las jornadas de rodaje.

Universal Studios

Uno de los lugares más visitados de Hollywood es, sin duda Universal Studios. Este recinto destinado en sus inicios a la producción de programas de televisión y películas, se ha transformado con el tiempo en un espacio de entretenimiento donde la mitad de sus instalaciones sirven como parque de atracciones. Además, podemos disfrutar de una visita guiada por el recinto en su famoso tranvía, desde donde contemplaremos los escenarios más célebres del cine.

Si por el contrario, eres de los que disfruta de derrochar adrenalina son especialmente recomendables sus atracciones inspiradas en algunas de las películas más conocidas de Hollywood. Especialmente recomendable es Jurassic Park – The Ride, donde podrás pasear en bote por paisajes como los de la saga y contemplar de cerca a los espectaculares dinosaurios que protagonizan Jurassic Park. Como guinda, la caída por una catarata de unos 25 metros donde a buen seguro, nos llevaremos una enorme mojada.

Paseo de la Fama

Quizás, el gran atractivo de Hollywood. Un lugar mundialmente conocido donde las mayores estrellas de la industria reciben su reconocimiento desde 1958. La idea surgió años antes desde la Cámara de Comercio de la ciudad cuyo presidente en aquel momento, E.M. Stuart propuso la creación de un paseo de la fama con el fin de perpetuar a aquellos que escribieron la historia del cine. En 1955, la idea llegó al consejo de Los Ángeles y comenzó su construcción. Después de mucho debate y de numerosas denuncias, el paseo se abrió el 8 de febrero de 1960 ya con las placas de los primeros inducidos construidas. Los primeros artistas que recibieron su reconocimiento fueron Olive Borden, Louise Fazenda, Burt Lancaster, David Torrence y Joanne Woodward.

El paseo se extiende de este a oeste en el Hollywood Boulevard y de norte a sur en la calle Vin. Cada estrella está formada por una pieza de terrazo dentro de la que se ubica una estrella de cinco puntas rosa con borde de bronce, dentro de la cual se encuentra el nombre de la persona homenajeada y un emblema redondo que representa la industria en la que se desempeñó: una cámara cinematográfica, un televisor, un gramófono, un micrófono radiofónico y una máscara tragicómica.

Cada 31 de mayo, el Hollywood Walk of Fame Committee se reúne para decidir a quién otorga la estrella, hecho que no solo conlleva un privilegio y honor, sino también obligaciones: la persona galardonada debe asistir durante cinco años a la entrega de premios. Si no lo hace, puede ocurrirle lo mismo que a Madonna, cuya estrella fue retirada por no cumplir con dicho deber.

  • Viajes
  • Places to go

Postscript First

This is a debugging block

Postscript Second

This is a debugging block

Postscript Third

This is a debugging block

Postscript Fourth

This is a debugging block