User Bar First

This is a debugging block

User Bar Second

This is a debugging block

Branding

This is a debugging block

Menú

This is a debugging block

Idiomas

Header First

This is a debugging block

Header Second

This is a debugging block

Preface First

This is a debugging block

Preface Second

This is a debugging block

Preface Third

This is a debugging block

Post

Contenido

This is a debugging block

Charlotte

“The Queen City” ofrece múltiples posibilidades para el visitante. Especialmente recomendable es perderse por sus zonas verdes y dejarse llevar por la paz y el ambiente familiar que se respira en ellos, ideal para desconectar de las jornadas de trabajo y el ritmo frenético de la ciudad.

Empápate de la cultura local

Sin duda, Charlotte es una ciudad rica en cultura. Posee numerosos espacios en los que el turista puede conocer el pasado, el presente e incluso el futuro no solo de la gran ciudad de Carolina del Norte, sino también del mundo. Para ello, es imprescindible pasar por el centro Discovery Place Science, donde los guías enseñan a pequeños y mayores increíbles descubrimientos y logros científicos. Especialmente destacados son su acuario y sobre todo, el teatro 3D donde podréis disfrutar de una experiencia inmersiva inigualable.

Tampoco hay que dejar de visitar el que es el museo más antiguo de Carolina del Norte, el Mint Museum. Fundado en 1936, posee una de las colecciones más vastas del sudeste norteamericano y ha sabido reinventarse ofreciendo colecciones innovadoras y exhibiciones de todo tipo. Aunque, si queréis innovación, vuestro sitio es el Bechtler Museum of Modern Art, situado en el corazón de Charlotte. Su colección es propiedad de la familia Bechtler, procedente de Suiza, que durante más de setenta años ha acumulado un espectacular patrimonio consistente en obras de autores como Miró, Warhol o Giacometti. Además, la muestra contiene libros, fotografías y cartas que dejan constancia de la relación de esta familia con los autores a los que exponen.

Por si fuera poco, para los amantes de lo bélico la ciudad ofrece el Carolina's Aviation Museum, donde podremos contemplar el famoso USAirways Flight 1549, el conocido "Miracle on the Hudson" y otros muchos helicópteros, equipamientos y material de uso militar.

¡Hora de comer!

Tras una agotadora ruta cultural es hora de hacer un alto para reponer fuerzas, y qué mejor que detenerse en un lugar con tradición y abanderado del sabor propio de la zona: Birdsong Brewing Co. Fundada en 2011, esta cervecería se ha convertido en un referente no solo en la fabricación de una de las mejores cervezas del país, sino también en parada obligada para aquellos amantes de la gastronomía propia de Estados Unidos. Cabe destacar el uso de ingredientes autóctonos y la clara conexión de la empresa con la cultura local, lo que da lugar a una completísima experiencia culinaria entre las paredes de su enorme sede -más de 1.500 metros cuadrados de superficie-.

It's game time in Buzz City!

Tranquilos, amantes del deporte, también vosotros tenéis un hueco. Charlotte es el hogar de dos grandes franquicias deportivas: los Carolina Panthers de la NFL y los Charlotte Hornets de la NBA.

Carolina Panthers no solo es un equipo de fútbol americano, sino que vertebra a los seguidores de este deporte tanto en Carolina del Norte como en Carolina del Sur. Sin duda, es toda una experiencia de entretenimiento visitar el estadio Bank of America para vivir un partido de la NFL en vivo, aunque para ello hay que hacer un desembolso alto: las entradas oscilan entre los $64,34 (unos 60 euros) y los $228,44 (unos 213 euros).

Otra opción es desplazarse hasta el Spectrum Center para vivir toda la emoción de la NBA de la mano de los Charlotte Hornets. En este caso los precios no son tan altos, variando entre los $12 (unos 11 euros) y los $315 (unos 294 euros).

Disfruta de la naturaleza

Tras un agotador día de visitas y de emociones deportivas, es hora de relajarse con un agradable paseo por las grandes zonas verdes que posee la ciudad. La más destacada de ellas es Freedom Park. Denominado como el "Central Park" de Charlotte, este espacio de 98 hectáreas es el gran pulmón de la zona, un lugar donde poder dar un tranquilo paseo o bien detenernos a jugar un partido de voleibol en sus numerosas canchas. Por si fuera poco, en su interior se celebran actuaciones musicales gratis durante todo el verano, además de estar cuajado de artistas callejeros durante todos los días del año. Además, junto a él se encuentra el Charlotte Nature Museum, donde se exponen plantas y animales de la región.

El otro gran espacio natural de Charlotte es Anne Springs Close Greenway. Abierto en 1995, este parque ofrece una gran cantidad de actividades recreativas y deportivas a lo largo de sus más de dos mil hectáreas, además de un entorno digno de visitar -se realizan rutas guiadas- que cuenta, entre otras propiedades, con un establo datado en 1940. A ello hay que unir un complejo recreativo que ofrece actividades deportivas federadas para adultos y jóvenes, siendo su joya la piscina olímpica cubierta en la que se celebran diferentes competiciones a lo largo del año.

  • Viajes
  • Places to go

Postscript First

This is a debugging block

Postscript Second

This is a debugging block

Postscript Third

This is a debugging block

Postscript Fourth

This is a debugging block