User Bar First

This is a debugging block

User Bar Second

This is a debugging block

Branding

This is a debugging block

Menú

This is a debugging block

Languages

Header First

This is a debugging block

Header Second

This is a debugging block

Preface First

This is a debugging block

Preface Second

This is a debugging block

Preface Third

This is a debugging block

Post

Contenido

This is a debugging block

Las Vegas

Las Vegas es una de las ciudades que más ha crecido durante el siglo XX y se ha convertido en un auténtico parque de atracciones para adultos y aunque no lo creas, para niños. Espectáculos, lujos y diversión dominan un paisaje único en el planeta.

Atraído por lo nuevo, sorprendido por lo clásico

Cuando llegamos a Las Vegas, no hay que perder un solo minuto en titubeos; tenemos que sumergirnos directamente en su ritmo, es su esencia. Para ello, nada mejor que adentrarse en su arteria principal: The Strip. Conocida oficialmente como Las Vegas Boulevard, esta avenida acoge a lo largo de sus casi cinco kilómetros a los locales más famosos y lujosos de la ciudad, estando sus extremos coronados por la Torre Stratosphere en el norte, y el hotel MGM Grand y el New York New York en el sur. Además de su longitud, la avenida destaca por su llamativa y colorida iluminación.

Luces brillantes, edificios enormes...pero, ¿Las Vegas siempre fueron así? Para responder a esta pregunta debemos acudir a Fremont Street, que es aún hoy la segunda calle más importante de la ciudad y germen de lo que hoy conocemos. Hasta bien entrado el siglo XX, fue el centro neurálgico de la ciudad albergando a los grandes hoteles y casinos, como lo fue el Golden Nugget. Tal fue su fama, que no pasó desapercibido para el cine sirviendo de escenario para películas como Diamantes para la eternidad o Cariño, he agrandado al niño. Sin duda, una visita imprescindible para los nostálgicos y los amantes de la historia.

Y de lo antiguo, a lo nuevo. Es momento de trasladarse al CityCenter, el complejo más moderno de la ciudad y donde se refleja la nueva arquitectura de nuestro siglo. A día de hoy, supone la obra privada más cara de la historia de los Estados Unidos y contiene, además de hoteles y tiendas de lujo una de las colecciones públicas de arte más valiosas del país. Actualmente sigue lejos de las posibilidades de ocio que ofrece The Strip, pero sirve como botón de muestra de lo que puede ser el futuro de Las Vegas.

¡No pares de gastar!

No es ningún secreto: en Las Vegas todo gira en torno al dinero. Casinos, moda, lujos...cuanto más llena llevemos la cartera, más a gusto nos sentiremos. Aún así, los ahorradores no tenéis de qué preocuparos; también hay espacio para vosotros.

Si no os importa gastar y buscáis vestir al estilo de los VIP, vuestro sitio es el Fashion Show Mall. Con más de 200 tiendas y boutiques, este complejo está entre los más importantes del lugar en cuanto a extensión y a volumen de visitantes especialmente los fines de semana, donde se realizan desfiles durante todo el año. Por si fuera poco, numerosos bares y restaurantes están salpicados por el recinto para que podamos hacer un necesario parón entre compra y compra. Entre sus establecimientos destacan las grandes superficies Macy's, Nordstrom y Bloomindale's.

Si por el contrario os duele algo más el bolsillo y queréis ahorrar un poco, el sitio a visitar es Las Vegas Premium Outlets. Este recinto acoge a unas 150 tiendas de descuento de marcas como Dolce & Gabbana, Calvin Klein o Hugo Boss, inaccesibles para el común de los mortales en su precio habitual. Además, también hay tiendas de calzado, accesorios o infantiles. Todo para bolsillos más exigentes.

Espectáculo garantizado

Como ya hemos mencionado anteriormente, en Las Vegas todo es espectáculo, literal y figuradamente. Por ello, podemos deleitarnos durante nuestra estancia con todo tipo de entretenimiento tanto en las principales avenidas de la ciudad como en los teatros e incluso, con monumentos urbanos.

Tal es el caso de las Fuentes del Bellagio. Situadas junto al hotel que les da nombre, estas sirven para crear un espectáculo acuático en el que los chorros de la propia fuente “bailan” al ritmo de las distintas melodías -treinta canciones- que ponen ritmo al movimiento. Exhibido por primera vez en 1998, los pases se han convertido en toda una atracción para los turistas y escenario habitual para cerrar las celebraciones de las famosas bodas de Las Vegas.

También hay oferta para los que opten por algo más tradicional. El hotel Circus Circus alberga, como su propio nombre indica, un circo en su interior. Este funciona regularmente con espectáculos de aproximadamente media hora de duración que se extienden durante todo el día.

Por último, si sois amantes de la oferta del Circo del Sol no os podéis perder O, el espectáculo acuático de la compañía. Acróbatas, buceadores y actores dan vida a un espectáculo único en el mundo dentro del marco del hotel Bellagio. Entre acto y acto, para relajar tensiones hacen acto de presencia payasos tradicionales para amenizar los descansos. Sin duda, una experiencia que merece la pena vivir.

¡Que no pare la fiesta!

Sin duda, la vida nocturna de Las Vegas es algo que no os podéis perder. La ciudad cuenta con una enorme variedad de lugares donde pasar una noche divertida e interminable, desde discotecas con la música de moda hasta terrazas donde sentarte a charlar mientras consumes una botella del champán más exclusivo.

Por ejemplo, si eres de los que gusta de una buena fiesta y de disfrutar de la música de los Djs del momento, tu sitio es Omnia Nightclub. Ubicada en el archiconocido Caesars Palace, esta discoteca inaugurada en 2015 vino a ampliar la antigua Pure cambiando también su estilo y su público objetivo: si Pure estaba dirigida a un público más adulto y su ambiente era más relajado, Omnia es la cara opuesta apostando por el desenfreno de los más jóvenes. Su atractivo principal está en sus cabina, por donde pasan habitualmente artistas del género tan populares como Afrojack o Calvin Harris. Del local destaca su techo formado por círculos concéntricos que se mueven al compás de la vibrante música del local.

Otro local donde la diversión está asegurada es el Drais. Situada en lo más alto del hotel Cromwell, esta discoteca no ofrece descanso alguno, ya que no solo su ambiente nocturno es electrizante sino que sus pool parties son de las más conocidas de la ciudad. Es uno de los locales más modernos de Las Vegas y es capaz de acoger a más de dos mil personas que a buen seguro, disfrutan cada noche de la cuidada selección musical que realizan los encargados del lugar. Sin duda, un lugar al que no podemos dejar de ir.

Si las fiestas no son lo vuestro y preferís un ambiente más selecto y relajado, no podéis dejar de ir al Skyfall Lounge, actualmente la mejor terraza de Las Vegas. Situada en la última planta del hotel Delano, ofrece unas espectaculares vistas de la ciudad que podéis disfrutar tanto en la cena como después de ella. Además, ofrece una ventaja que no es demasiado habitual en Las Vegas: la entrada es gratuita hasta las 9 de la noche.

  • Viajes
  • Places to go

Postscript First

This is a debugging block

Postscript Second

This is a debugging block

Postscript Third

This is a debugging block

Postscript Fourth

This is a debugging block